Papa levitando

Cada vez que me encuentro con personas viejas (que por lo menos me doblan la edad) no puedo evitar imaginarmelas jovenes. Por alguna razón, las imagino más altas, más fuertes, más interezantes, más inteligentes, mejor parecidas y más simpaticas que uno mismo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s